FASCIOPATÍA PLANTAR

Se estima que la fasciosis plantar afecta a un 10% de la población. Es la causa más común de dolor en el talón y provoca una importante limitación funcional.

¿Qué es la fascia plantar?


La fascia plantar es una banda de tejido fibroso que cubre la planta del pie desde el talón hasta el metatarso (zona anterior a los dedos de los pies).


Entre las funciones de la fascia plantar, se encuentran la de mantener el arco del pie y amortiguar el impacto del pie en el suelo al caminar.

Fasciopatía plantar


Es la inflamación de la fascia plantar, sobre todo a nivel de la inserción en el talón.
Se produce cuando el pie recibe un grado de carga mayor del que puede tolerar. Como consecuencia aparece un dolor muy intenso debajo del talón y a veces en la cara interna del mismo. Puede incapacitar la marcha normal.


Hay una serie de factores de riesgo, tanto intrínsecos (riesgo anatómico, degenerativo...) como extrínsecos (sobreuso, calzado inadecuado,...) que predisponen a la lesión de la fascia.


Su síntoma principal es el dolor en la cara interna del talón, sobre todo por la mañana, al levantarse de la cama y dar los primeros pasos. El dolor se produce con la marcha y al estar de pie mucho tiempo. Tiende a disminuir con la actividad pero puede empeorar al final del día.

Tratamiento


Hay gran variedad de técnicas y tratamientos para abordar la fasciopatía plantar. El primer tratamiento de elección es el conservador. Aunque en los casos más graves está indicada la cirugía, el tratamiento conservador suele ser resolutivo.

Tratamiento médico


Habitualmente se prescriben antiinflamatorios no esteroideos (AINES) y corticoides. En ocasiones se opta por hacer infiltraciones locales de corticoides hasta un máximo de tres veces.


En pocas ocasiones es necesario hacer una intervención quirúrgica. La cirugía consiste en liberar parcialmente la fascia en su inserción, donde está la zona dañada.

Tratamiento podológico


El podólogo puede hacer un estudio del pie y de la pisada durante la marcha, valorando la necesidad de realizar unas plantillas que disminuyan la tensión de la fascia plantar.

Tratamiento fisioterápico y osteopático


La terapia manual es fundamental para quitar tensión en la fascia plantar, trabajar toda la cadena muscular posterior de la pierna y corregir posibles disfunciones articulares del pie, así como de la rodilla, cadera, pelvis y otras articulaciones que puedan influir en la estática y la marcha del pie.


Se puede complementar el tratamiento con la aplicación de un vendaje neuromuscular que relaje la tensión plantar.


Además, se pueden emplear diversos agentes físicos como el frío, los ultrasonidos y otros métodos de electroterapia.


Entre las técnicas más actuales de electroterapia, en la clínica Marta Bono realizamos Electrolisis Percutánea Músculo-Esquelética de forma Ecoguiada. Visualizamos con el ecógrafo si hay cambios estructurales en la fascia plantar, normalmente en la banda central o en la medial, como el espolón calcáneo; si hay afectación de la bursa o afectación muscular. Si está indicada la técnica aplicamos la electrolisis en el tejido diana para provocar una fagocitosis local (eliminación de células degeneradas) y permitir una nueva inflamación local y controlada que permita crear un tejido nuevo y regenerar la zona.


En nuestra clínica, dado que somos fisioterapeutas y osteópatas hacemos una combinación de tratamientos dependiendo de la situación de cada paciente.


A todo esto hay que añadir la importancia de hacer una buena elección del calzado y la realización por parte del paciente de los ejercicios que el profesional considere oportunos.