FISIOTERAPIA RESPIRATORIA INFANTIL

La Fisioterapia Respiratoria es una especialidad de la Fisioterapia que consiste en aplicar un compendio de conocimientos de fisiopatología respiratoria, anatomía y técnicas para prevenir y tratar afecciones del sistema toracopulmonar. Ayuda a mejorar la ventilación, eliminar secreciones, utilizar de forma correcta los músculos respiratorios, reeducar la ventilación y mejorar la calidad de vida de las personas con problemas respiratorios.

¿CUÁNDO ESTÁ INDICADA?

La fisioterapia respiratoria está indicada desde el momento del nacimiento si fuera preciso, hasta la edad adulta, en cualquier persona sana o con alguna patología que necesite una mejora de sus condiciones respiratorias.

 

FISIOTERAPIA RESPIRATORIA EN NIÑOS

Desde el nacimiento puede haber problemas ventilatorios. La consulta más frecuente en bebés es por acumulación de secreciones en las vías respiratorias altas y bajas. Debido a su corta edad, no tienen las herramientas que poseemos en la edad adulta y necesitan de una serie de técnicas para ayudar a eliminar el acúmulo de mucosidad y conseguir así una mejor ventilación y prevención de afecciones respiratorias. Todas las técnicas que se realizan son pasivas.
A los niños que pueden colaborar con la terapia se les hace partícipes de las sesiones. Se les realiza una serie de técnicas pasivas pero además se les enseñan ejercicios ventilatorios, a eliminar secreciones y a mejorar su salud.


¿EN QUÉ CONSISTE UNA SESIÓN DE FISIOTERAPIA RESPIRATORIA?

Tras hacer la historia clínica se procede a una valoración del estado del niño mediante la observación, la auscultación y la medición de la saturación de oxígeno. Luego con técnicas manuales se valora el estado de la musculatura respiratoria principal y accesoria.
Se realizan las técnicas más adecuadas a cada paciente para movilizar y eliminar las secreciones del árbol bronquial. Ninguna de las técnicas utilizadas es dolorosa.
Para la limpieza de las vías aéreas superiores se realiza una desobstrucción rinofaríngea con una instilación de suero fisiológico. En las vías aéreas inferiores se utilizan técnicas de aceleración del flujo espiratorio: son un conjunto de técnicas manuales no dolorosas que pretenden crear flujos de aire capaces de arrastrar la mucosidad de las vías más pequeñas a las más grandes. Cuando la mucosidad ya está en las vías altas se procede a extraerlas.
En nuestra clínica combinamos los conocimientos de fisioterapia con los de osteopatía, por lo que también trabajamos sobre la estructura del aparato respiratorio (caja torácica, músculos respiratorios, posibles adherencias y tensiones fasciales...).
Por último, se enseña a los padres (y a los niños que ya pueden colaborar) técnicas para la eliminación de secreciones, ejercicios respiratorios, movilizaciones torácicas y la correcta administración de fármacos (en caso de que haya una prescripción médica).