La creciente aparición de problemas de espalda en edad escolar ha dado lugar a multitud de campañas de prevención en colegios y centros sanitarios. Se habla muchas veces de dolores de espalda inespecíficos, aunque sí que podemos nombrar algunas causas. Factores como el sedentarismo, malas posturas, cargar demasiado peso y no llevar una dieta adecuada pueden ser algunos de los motivos.

Tener una postura corporal adecuada influye de forma decisiva en el desarrollo de la columna vertebral y en la prevención de dolores de espalda. Por eso conviene también prestar atención a factores como el estrés, la baja autoestima y la depresión que pueden modificar la postura del escolar.

Así, se deduce que la mejora de la postura corporal, hacer ejercicio físico, cargar menos peso o tener una nutrición adecuada pueden disminuir los problemas de espalda. Pero entonces aparecen dudas como: ¿qué deporte es mejor practicar?, ¿cómo se debe transportar el material escolar?, ¿qué posturas se deben evitar? Intentaremos dar respuesta a estas cuestiones.

TRANSPORTE DE MATERIAL ESCOLAR

A la hora de llevar la mochila, se cometen errores tanto por el hecho de llevar una carga excesiva, como por no llevarla adecuadamente. No se debe cargar más de un 10% del peso corporal y hay estudios que corroboran que muchos niños cargan más del 30%. Así, además del peso excesivo influye el tipo de mochila y la forma de colocar los objetos en ella. Algunos consejos para elegir la mochila correcta son:

- Tener correas anchas y acolchadas.

- Mochila con dos correas.

- Correa con apoyo para las caderas.

- Parte posterior acolchada.

- Mochila ligera (para no incrementar el peso).

La mochila con ruedas puede ser otra forma de transportar el material escolar pero causa  inconvenientes para subir escaleras o al autobús, por lo que en esos momentos puede ser incluso más difícil cargar con ellas.

Es importante ordenar los objetos dentro de la mochila colocando los elementos más pesados cerca de la espalda.

¿COMO INFLUYE EL SEDENTARISMO?

Son muchas las horas que los escolares pasan sentados: en el colegio, haciendo los deberes, jugando a videojuegos, viendo la televisión, etc. Si a esto añadimos que muchas veces no se mantiene una postura adecuada, los factores que predisponen a tener problemas de espalda aumentan.

Así, ya que el escolar debe permanecer asentado ciertas horas obligatorias, se recomienda reducir el número de horas lucrativas asentado. Se recomienda practicar alguna actividad física como medio para promocionar una vida saludable.

La actividad física en la infancia y en la adolescencia es fundamental para el correcto desarrollo del niño, mejorando las funciones cardiovasculares y contribuyendo a una adecuada maduración del sistema músculo-esquelético y de sus habilidades psicomotoras, así como un incremento del autoestima. Además, reduce el riesgo de lumbalgias al mejorar la potencia, la resistencia y la flexibilidad.

Esta actividad física se puede incluir en la vida diaria en forma de juegos, paseos, bailes o la realización de algún deporte.

A la hora de recomendar un deporte es importante  que el niño esté motivado, ya que esta práctica debe ser fuente de diversión, aprendizaje, socialización y mejora de la autoestima. Desde el punto de vista clínico son más recomendables los deportes simétricos, es decir, que utilizan por igual las distintas partes del cuerpo, como la natación. Así, deportes asimétricos como el tenis pueden desarrollar más la musculatura de una sola parte del cuerpo. También deben evitarse los deportes de alta competición.

Hay que recordar que antes de una práctica deportiva se debe incluir un calentamiento previo e ir aumentando la intensidad de forma progresiva. Es importante que el niño aprenda desde el principio unas normas de higiene postural adecuadas, para integrarlas también en la edad adulta.

¿QUÉ EFECTO TIENE LA OBESIDAD?, ¿CÓMO EVITARLA?

La obesidad repercute de forma negativa en todos los sistemas y estructuras de nuestro organismo. Tiene repercusiones negativas para la práctica de actividad física, como son: mayor fatigabilidad, menor capacidad aeróbica y alteraciones ortopédicas del aparato locomotor (pies, rodillas y columna vertebral). El diseño de nuestra columna vertebral está hecho para soportar un peso de acuerdo con la nuestra talla.

Por eso es importante tener una dieta saludable. Estas son algunas recomendaciones:

- Comer cinco porciones de fruta o verdura por día.

- Hornear, tostar o cocinar al vapor los alimentos en lugar de freirlos.

- Limitar las comidas rápidas y la "comida basura".

Se deben evitar:

- Frituras: Se recomienda evitarlas por su grande contenido de grasas trans.

- Margarina y alimentos ricos en grasas hidrogenadas: la margarina se forma a partir de la hidrogenación de ácidos grasos poliinsaturados como el aceite, no obstante este proceso también genera la aparición en el alimento de grasas trans. Además contiene altas cantidades de sal.

- Cereales con niveles altos de azúcar.

- Bebidas gaseosas: la mayoría no son más que agua, colorantes  y altos niveles de azúcar, con lo cual la única cosa que hacen es engordar y aumentar las posibilidades de sufrir diabetes en edades tempranas.

- Bebidas "cola": son las más dañinas por su alto contenido de cafeína y su gran acidez. Se ha comprobado que daña y destruye el esmalte dental,  irrita las mucosas del tracto digestivo y a causa de la cafeína actúa sobre nuestro estado de alerta y con eso impacta sobre nuestro sistema nervioso, que se puede traducir en insomnio.

- Caramelos: estos dulces, como su nombre indica también poseen grandes cantidades de azúcar y colorantes

IMPORTANCIA DE LA AUTOESTIMA

La postura corporal y la autoestima o el estado emocional se influyen mutuamente. Una baja autoestima provoca una postura encorvada, con hombros caídos y caminar mirando en el suelo. Esta postura no es adecuada para la espalda y propicia la debilidad de ciertos músculos que estabilizan la columna.

Por ello, para que un niño tenga una postura corporal saludable, se debe fomentar una buena imagen de si mismo y una buena autoestima.

MOBILIARIO ADECUADO

Una inadecuada ergonomía del mobiliario escolar o doméstico puede llevar a una mala postura corporal y con eso provocar dolores de espalda. Sería ideal disponer de mesas y sillas regulables en altura en el colegio y en casa, para adaptarse a la talla de cada escolar.