La articulación temporomandibular (ATM) está formada por el cóndilo mandibular que se ajusta en la fosa del hueso temporal. Entre estos dos elementos se halla un menisco articular que evita el contacto directo entre ellos.

 

La articulación temporomandibular (ATM) está formada por el cóndilo mandibular que se ajusta en la fosa del hueso temporal. Entre estos dos elementos se halla un menisco articular que evita el contacto directo entre ellos.

 

El sistema masticatorio es una unidad compleja formada por músculos, dientes, la lengua y otros elementos que junto con la ATM se encarga de llevar a cabo las tareas de masticación, deglución y fonación. Estas funciones, tan básicas para la vida, las efectúa el sistema de control neuromuscular. Pero además, estos sistemas intervienen en funciones tan importantes como la postura corporal.

 

POSTURA, ATM Y SISTEMA MASTICATORIO

Podemos decir que una postura es eficiente cuando requiere el mínimo gasto de energía, hay ausencia de fatiga muscular y acumulación de tensión residual, origen de dolor e incomodidad corporal.
Para ello necesitamos un mecanismo de entrada de información al sistema nervioso central que lo informe de cada cambio de posición corporal, son los captores posturales. Éstos se encuentran en el oído interno, ojo, articulación temporomandibular (ATM) y los pies. De ahí que se le de enorme importancia a la exploración de estos elementos en el tratamiento de la postura.
También el aparato masticador forma parte integral del sistema tónico postural, ya que es una parte esencial que conecta distintas cadenas musculares. Así podemos decir que todos ellos participan en la regulación de la postura.
Una exploración global a la hora de tratar la ATM y los elementos del sistema masticador es esencial, ya que están conectados con multitud de sistemas diferentes que se influyen mutuamente.

 

TRATAMIENTO DE LA ATM Y EL SISTEMA MASTICADOR

Los problemas que se pueden derivar de una disfunción temporomandibular o de un problema de oclusión son muy variados. De igual forma, múltiples disfunciones en el aparato locomotor, en el sistema cráneo-sacro o en el visceral, pueden desencadenar un problema de ATM. No debemos olvidarnos además de los agentes traumáticos que pueden acontecer en cualquier momento (golpes directos en la mandíbula, en el cráneo,...).
Por todo ello el abordaje de la ATM y el sistema masticatorio es global para la Osteopatía. Cuando un paciente acude a nuestra consulta por un problema temporomandibular debemos localizar el origen del problema, que puede situarse en cualquier otro lugar del organismo. Una vez se ha valorado de forma integral al paciente, se procede a determinar cuál es el agente causal. Así, trataremos el origen del problema y las disfunciones generadas por el mismo.

PROTOCOLO DE TRATAMIENTO OSTEOPÁTICO

Lo primero que debemos hacer es diagnosticar la disfunción mandibular y su causa:

  1. Buscar una mala oclusión dental. 
    Podemos encontrar casos de mordida abierta, mordida cruzada, mala relación de las cúspides dentales ,prognasia, retrognasia, etc.
  2. Revisar el aparato masticador. 
    Hay que buscar el tejido que está ocasionando los síntomas y la disfunción: articular, ligamentosa, membranosa, fascial, muscular.
  3. Realizar un examen de la deglución (sistema hioideo y lengua). 
    En la deglución intervienen distintos elementos, como son los músculos de los labios, la lengua y el sistema hioideo. Además, hay que constatar si existe una patología de base como puede ser una malformación craneofacial.
  4. Examinar y tratar, en caso necesario, el conjunto del cráneo, el raquis en su totalidad, así como la pelvis, los miembros superiores y sobre todo, la cintura escapular y las vísceras en relación. 
    Porque como hemos dicho, cualquiera de estos elementos puede ser el causante del problema mandibular o ser víctima de un mal funcionamiento de la ATM.
  5. Tratamiento de los tejidos blandos perimandibulares.
    El músculo esternocleidomastoideo, temporal, masetero, pterigoideos, músculos y fascias del cuello, de la región hioidea y de la lengua forman parte de este complejo sistema. Se debe buscar alteraciones en los mismos y tratarlos con las técnicas adecuadas. Después se debe evaluar las modificaciones.
  6. Finalmente se efectúa el tratamiento cráneosacro
    Empezando por la disfunción que presenta mayor disparidad de movilidad y hasta que haya un equilibrio cráneosacro adecuado.


TRATAMIENTO JUNTO A OTROS ESPECIALISTAS

El osteópata se encuentra en algunas ocasiones con la obligación de trabajar junto a otros especialistas para dar una solución completa al paciente. Algunos problemas requieren la colaboración de un odontólogo para conseguir una buena oclusión mediante un tallado selectivo de las cúpulas dentales o la colocación de una férula de descarga ante un caso de Bruxismo.