Una cefalea es lo que en términos coloquiales conocemos como “dolor de cabeza” y aunque existen diferentes tipos de cefaleas el síntoma común es el dolor.

Se pueden clasificar dependiendo de la etiología o del tipo de dolor que producen. Así nos encontramos con cefaleas tensionales, vasculares, de origen infeccioso, etc. El tipo de dolor puede ser opresivo, congestivo, neurálgico, muscular y en uno o en ambos lados de la cabeza. La localización del dolor también varía, pudiendo manifestarse en la frente, en la nuca, en la sien, alrededor de los ojos, etc.

MIGRAÑA

La migraña es un síndrome que constituye un caso particular de cefaleas. Se trata de dolores cíclicos, que se caracterizan normalmente por aparecer en un lado de la cabeza. Tiene una forma pulsátil y se le pueden asociar alteraciones visuales o digestivas.

La característica que la diferencia de forma inequívoca de la cefalea es que la migraña es de carácter hereditario.

CEFALEA TENSIONAL

La cefalea tensional es un tipo de dolor de cabeza muy frecuente. Muchos pacientes describen un dolor en forma de banda alrededor de la cabeza y no pulsátil, aunque puede haber distintas localizaciones. Suele estar asociada a una contracción mantenida de los músculos de la cabeza y del cuello, lo que produce una circulación deficienteen el interior del músculo contraído. Esta tensión muscular puede deberse a una postura corporal monótona y continuada (asociada al trabajo, por ejemplo), a una postura incorrecta, o situaciones de estrés,depresión o ansiedad.

TRATAMIENTO

El tratamiento médico de las cefaleas y migrañas se basa principalmente en la administración de fármacos y el seguimiento de una serie de recomendaciones. Pero en el caso de cefaleas o migrañas crónicas este consumo continuo de medicamentos puede tener efectos secundarios, lo que lleva a muchos afectados a buscar otros tratamientos  eficaces y sin tales efectos.

La fisioterapia y la osteopatía son una buena opción terapéutica ya que obtienen muy buenos resultados que se alargan en el tiempo y carecen de efectos secundarios. En el caso de las migrañas el efecto del tratamiento puede no ser tan efectivo como en las cefaleas debido a su origen hereditario, pero sí que está comprobado que se consigue disminuir la intensidad del dolor y la duración y frecuencia de las crisis.

El tratamiento de osteopatía consiste en una serie de técnicas manuales encaminadas a mejorar la movilidad cervical y craneal, reducir el espasmo muscular, conseguir una circulación más fluida, tanto sanguínea como del líquido cefalorraquídeo. De esta manera se abordan los factores causantes de la mayoría de las cefaleas.