Skip to main content

También durante el parto se pueden sufrir disfunciones, ya que los huesos craneales del bebé sufren un solapamiento para pasar por el estrecho inferior de la pelvis de la madre. En situaciones normales estos huesos vuelven a su posición a las pocas horas después del nacimiento pero en otras ocasiones necesitan de un tratamiento osteopático para devolverlos a la situación de normalidad. También los partos instrumentados pueden provocar malformaciones craneales. Todo ello repercutirá en el crecimiento del cráneo del bebé y con ello dará lugar a distintos síntomas muy variados.

Algunos de los signos y síntomas que nos debe hace sospechar de una disfunción craneal en el bebé son:

  • Deformidad craneal.

  • Llanto irritativo difícil de calmar.

  • Problemas para “cogerse” al pecho materno.

  • Regurgitaciones, vómitos, cólicos, estreñimiento.

  • El niño se estira constantemente hacia atrás o se encoge y llora.

  • Dificultad para dormir.

  • El niño se tira del pelo, de las orejas o se golpea la cabeza.

  • Lagrimeo continuo de uno o de los dos ojos.

  • Estrabismo.

  • Tortícolis congénita.

Además de todo ello, el recién nacido puede tener otros problemas como pie zambo, luxación congénita de cadera, otitis, bronquiolitis, etc. que se pueden tratar con terapia manual.

El tratamiento osteopático en el niño es indoloro y se utilizan técnicas muy suaves. Los padres están presentes durante todo el tratamiento para acompañar al niño y para atender a la información que se les va ofreciendo en cada momento del tratamiento.

La Clínica de Fisioterapia y Osteopatía Marta Bono está especializada en el tratamiento de mujeres embarazadas, madres en el post-parto, bebés y niños. Si tiene alguna duda al respecto no dude en ponerse en contacto con nosotras a través de nuestro correo electrónico info@martabono.com o nuestro teléfono 96 395 36 61. También puede consultar nuestra página web www.martabono.com