Skip to main content

Este tipo de dolor se puede confundir con una ciática derivada de una hernia discal. El paciente describe más dolor cuando está sentado, siendo muy característico el dolor producido al conducir mucho tiempo.

CAUSAS DE LA CONTRACTURA DEL MÚSCULO PIRAMIDAL

Un músculo puede estar contracturado por una carga excesiva de trabajo mantenida o por un movimiento brusco que provoca una sobrecarga aguda (como ocurre al intentar evitar una caída).

Otra explicación que ofrece la Osteopatía  es que haya problemas o bloqueos en vértebras lumbares que irritan una raíz nerviosa provocando una tensión permanente en el músculo, así como por bloqueos en la articulación sacroilíaca. Por otro lado debemos hablar de problemas viscerales que pueden provocar un aumento de tensión del piramidal, como pueden ser problemas de riñón, colon, intestino delgado, próstata o alteraciones del útero.

TRATAMIENTO MÉDICO

La medicina convencional ofrece un tratamiento farmacológico con antinflamatorios, relajantes musculares y analgésicos.

TRATAMIENTO OSTEOPÁTICO

Basándonos en los principios osteopáticos, lo primero que debemos hacer es buscar la causa del proceso patológico y actuar sobre ella. Debido al enfoque global de la Osteopatía podemos hacer un abordaje general abarcando los sistemas estructural, craneal y visceral. Para ello se emplean técnicas manuales entra las que se encuentran las manipulaciones vertebrales (si están indicadas), estiramientos, trabajo fascial, técnicas articulatorias, craneosacras, viscerales, movilizaciones de nervios periféricos, etc.

Todo ello se puede completar con técnicas fisioterápicas usando agentes físicos como ultrasonidos, corrientes analgésicas, infrarrojos, etc.

Además, el profesional debe enseñar al paciente algunos ejercicios de autotratamiento para hacer en casa, como son los estiramientos, aplicación de termoterapia o automasaje.